resonancias.org

Arte
01 02 2012
Libro sobre Alejandro Obregón (II) por Camilo Chico

Tercera transición: obregón se obsesiona con la geometría Con la llegada de la exposición "32 artistas de las Américas" al Museo Nacional, organizada por José Gómez Sicre, Jefe de la Sección de Artes Visuales de la Unión Panamericana de Washington, y por él mismo, en calidad de director de la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, su trabajo entra en intensa reflexión con el color. Hay una fuerte evolución entre Bodegón (manzana verde) (El vaso) [1948] y Bodegón (fruta negra) [1949], que presenta una marcada influencia de Rufino Tamayo en el tratamiento de la fruta partida, que acompaña un vaso y la fruta negra sobre una mesa. Un amarillo vibrante como fondo de la composición avistaría la importancia que el color tomaría en la obra de Obregón. (Continúa en la página interior).

Copyright: Copyright: Suplemento cultural del diario El Tiempo de Bogotá

ACERCA DEL AUTOR
Alejandro Obregón

Nació en Barcelona, España, 1920, hijo de colombiano y angloespañola, y murió en Cartagena, Colombia, 1992. Estudió en Inglaterra, EE.UU., España y Francia. Su familia se trasladó definitivamente a Barranquilla cuando había cumplido 16 años. En 1944, presentó su primera obra en Colombia en el V Salón Nacional. Residió en Francia durante 5 años en París y Alba-la-Romaine. Su evolución ha pasado por cuatro períodos: los dos primeros, de 1944 a 1948 y de 1949 a 1954, de formación y búsqueda de un estilo personal; el tercero, de 1955 a 1967, de madurez. De esta época son sus series de Toros, Cóndores, Mojarras y Barracudas. El cuarto periodo, que va desde 1966 hasta su muerte, es considerado por la crítica de decadencia. Además de pinturas de caballete realizó murales, como el de la biblioteca Luis Ángel Arango, en 1959. Ha ganado en dos ocasiones (1962 y 1966) el Primer Premio de Pintura en el Salón Nacional de Colombia y ha sido galardonado con los premios de la Bienal Hispanoamericana de Madrid (1958), el Guggenheim International de Nueva York (1959) y el de la Bienal de Sao Paulo, Brasil (1967).