resonancias.org

Homenaje
09 04 2012
Occidente, Oriente y más allá según Kenneth White

En la conversación con Erik Sablé (1), Kenneth White responde a las preguntas que los lectores de su obra se han planteado durante estas últimas décadas. ¿Por qué esta pasión por las antiguas filosofías orientales? Según el poeta-pensador, el Occidente que ha buscado fuera de sus fronteras geográficas es consciente que el Oriente puede aportarle a su problemática aunque sea de una manera parcial. Desde un punto de vista cultural, el Occidente se interesa en el Oriente por oposición. Los grandes pensadores occidentales han buscado soluciones a partir de la gran crisis del siglo XVII. El francés Bernard de Fontenelle (1657-1757) publica “Conversaciones sobre la pluralidad de los mundos” (1686) y el matemático y filósofo alemán Leibniz (1646-1676) estudia la cultura china. Desde el siglo XVII, se viaja mucho y se escriben ensayos sobre el entendimiento humano. Esta búsqueda se intensifica con los románticos en el siglo XIX, que se sentían desencantados por la civilización europea. El Occidente (greco-latino y judeo-cristiano) da más importancia al individuo, a la comunidad y a la política —inventada por los griegos—. Mientras que en las filosofías orientales se acentúa más sobre el yo para, a través de un trabajo sobre sí mismo (hinduismo) hacer de ese pequeño yo un gran Yo o de analizarlo hasta la aniquilación (budismo). El lector podrá constatar en el fragmento de esta entrevista la riqueza del pensamiento de Kenneth White.

(Texto traducido del francés por Luka Melara Soto).

(1) L’Ermitage des brumes, Occident, Orient et au-delà, Editions Dervy, París, 2005. Además de la entrevista a Kenneth White hecha por Érik Sablé, incluye una antología de sus poemas cortos en forma de haikus.

Copyright: Kenneth White y Editions Dervy de París