resonancias.org

Arte
20 10 2012
Víctor Grippo: la materia y la conciencia por Ana Maria Battistozzi

A los diez años de la desaparición del artista argentino, uno de los exponentes del arte conceptual latinoamericano, se ha realizado una retrospectiva de su obra en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA). Como reacción al arte minimalista y al pop art de los 1960, el conceptualismo niega la materialidad visual de la obra de arte y pone en tela de juicio el papel del objeto artístico. A su modo, las obras de Víctor Grippo aplican los fundamentos del arte conceptual, al adoptar, en su serie de obras “Analogías” un tubérculo como la papa —o patata para los lectores hispanos— y la transforma en objeto plástico y de experimentación científica. Dentro del conceptualismo, su obra se inspira en el mundo del trabajo y en la relación esencial del hombre con la naturaleza.
(Publicado, el 30/08/12, en la Revista de cultura Ñ del diario Clarín de Buenos Aires).

Copyright: Revista Ñ del diario Clarín de Buenos Aires

ACERCA DEL AUTOR
Víctor Grippo

Víctor Grippo (Junin 1936 – Buenos Aires 2002). En su ciudad natal aprende algunos aspectos del oficio de escultor con un herrero italiano. Se radica en La Plata donde realiza estudios de química en la Facultad de Farmacia y Bioquímica que abandona por la de diseño que cursa en la Escuela de Bellas Artes de La Plata, Allí asiste a los cursos de Visión impartidos por Héctor Cartier. Presenta sus primeras muestras individuales en 1953 en Junín y en 1958 en el diario Nueva Era de Tandil. En 1961, participa del Grupo Sí, colectivo platense de jóvenes artistas adheridos al informalismo. En 1966 realiza su primera exposición individual en Buenos Aires en la Galería Lirolay. Hacia 1970 adhiere al Grupo de los Trece (más tarde Grupo Cayc), organizado por Jorge Glusberg e impulsa en Argentina el arte conceptual. El grupo gana en 1977 el Gran Premio de la XVI Bienal Internacional de Sao Paulo. Entre 1971 y 1977, Grippo realiza una serie de obras “Analogías”, en las que destaca la energía contenida en productos como la papa, los cereales y las legumbres. Se suceden muestras personales destacándose “Algunos oficios”, presentada en 1976 en la Galería Arte Múltiple; “Víctor Grippo - Obras de 1965-1987” realizada en 1988 en la Fundación San Telmo; “La comida del artista” en el Instituto de Cooperación Iberoamericana en 1991; “Mesas de Trabajo y reflexión” en 1994 integrando la V Bienal de La Habana y en ese año “Víctor Grippo-Energía-1971-1994” organizada en el Museo Carrillo Gil de México DF. En 1995, se presenta la mayor retrospectiva sobre su obra en la Ikon Gallery de Birmingham (Gran Bretaña) y en el Palais de Beaux Arts de Bruselas (Bélgica). En 2001, realiza su última muestra individual en la Galería Ruth Benzacar en Buenos Aires, donde retoma sus reflexiones acerca del mundo del trabajo. Participa en la XI Documenta de Kassel, Alemania, en el 2002. Fallece en Buenos Aires el 20 de febrero de 2002.