resonancias.org

Homenaje
01 11 2013
Alejandro Jodorowsky: La danza de la realidad por Aurélien Ferenczi


Es una leyenda: Alejandro Jodorowsky, franco-chileno trotamundos ("Mi patria son mis zapatos" afirma), hace cuarenta años dirigió El Topo y La Montaña sagrada (gracias a las que la expresión "película de culto" se hizo popular), guionista estrella de cómics de ciencia-ficción, amigo de los surrealistas y de sus epígonos. Un tremendo personaje, autoproclamado filósofo terapeuta —confuso o genial, cada cual tiene una opinión— que ha reunido durante mucho tiempo en diversos lugares de París a pacientes apasionados a quienes les leía, gratuitamente, el tarot (ha escrito abundantemente sobre el tema). A sus 84 años, ha vuelto al cine: La danza de la realidad es una fábula felliniana sobre el Chile de su infancia, un viaje con su imaginación desenfrenada que sorprende al espectador  y lo hechiza irresistiblemente. "Jodo" saborea su estatus recuperado de cineasta. Aparece por el vestíbulo del Negresco, un antiguo palacio de Niza donde pasa unos días. Su traje negro contrasta con su cabellera blanca, un poco más bajo de lo que uno se imaginaba, tiene más de títere que de patriarca. Cuenta con voz cantarina —no ha renunciado nunca a su acento chileno—, desgranando recuerdos y digresiones. ¡Una odisea única!

(Entrevista publicada en el semanario Télérama de París. Traducción al español de Luka Melara Soto.)

Copyright: Semanario Télérama de París