resonancias.org

Poesía
01 06 2015
Poema de Cuernavaca por J. Andrés Herrera

En su poema largo dividido en ocho partes, el joven poeta mexicano hace un homenaje a la ciudad de Cuernavaca. El sentimiento apasionado que le inspira esa ciudad varía del amor al odio. La califica de ciudad carmín por las jacarandas que abundan en sus balcones y evoca sus caminatas por sus calles recibiendo "amaneceres a chorros". La alusión a la actual violencia mexicana está presente en sus metáforas cuando escribe haber buscado el amor "como una ráfaga de nueve milímetros". Señalemos las imágenes surrealistas que brotan de su imaginación: "mis ojos son una evolución del rocío (...), un mareo sobre tu ola de gemidos..." Y termina con una diatriba: "Ciudad-vagina, me devora tu madrugada." Alude al pasado mitológico precolombino de Cuernavaca, "las batallas de gigantes de gas contra meteoros de arena". Al despedirse de la ciudad, escribe: "Te amo y te dejo como una gota / de mezcal a las cinco de la tarde..." Y termina refiriéndose al "…manto / que cubre tus ojos de mi llanto…", la trata de Ciudad bala y, siguiendo la tradición de los poetas imprecadores, declara que le deja "un proyectil de escupitajos” evocando las noches cuando escribía "dando patadas al viento", viendo que sus paredes se resecaban y se evaporaban en un sueño. Andrés Perales.

Copyright: J. Andrés Herrera

ACERCA DEL AUTOR
J. Andrés Herrera

J. Andrés Herrera, (1990). Poeta y escritor del Estado de Morelos (México). Colaborador de la revista Tajo y Ombligo. 1er lugar en el XVI Premio Universitario de Poesía "Décima muerte" (UNAM, 2013). Ha publicado los poemarios: “Eso que revienta” (2012), “El morbo y las promesas” (2014).