resonancias.org

Homenaje
01 06 2015
Vivir un año sin ti por Héctor Loaiza

La tarde del 25 de mayo del año pasado tuve la impresión de que mi vida se interrumpía cuando la cardióloga de una clínica de los alrededores de Pau (Francia) me informó que mi esposa, Jeanine, había fallecido en la sala de cuidados intensivos víctima de un paro cardíaco. Así empezó mi tragedia personal, la pérdida de quien, para mí, fue no solo cónyuge, sino también cómplice y amiga durante más de cuarenta años, así como una madre ejemplar para nuestro único hijo. Mi vida con ella había estado colmada de instantes inolvidables, de mucha creatividad y también de algunos obstáculos. Me sentí profundamente solo después de su desaparición, como si me hubieran extirpado una parte de mi ser. Tenía que volver a acostumbrarme a vivir sin ella, y eso era muy difícil. Menos mal que la creación literaria me ayudó a calmar la nostalgia de su presencia. (Continúa en la página interior).

Copyright: Éditions La Résonance