resonancias.org

Literatura
01 03 2016
Un testimonio de la vida en la Legión Extranjera por George de Vigne

Hay un dicho que dice "legionario por un día, legionario para toda la vida". George de Vigne se ha convertido en un auténtico ejemplo de la veracidad de estas palabras. Se incorporó a la Legión Extranjera Francesa en 1996, pero de sus palabras y ocupaciones actuales se desprende que aquello no fue un simple servicio militar, sino una auténtica vocación. Algunos críticos dicen que su obra es un ensayo con momentos novelados, otros que son tres libros en uno, pero el autor lo describe así: (continúa en la página interior).

Copyright: George de Vigne

ACERCA DEL AUTOR
George de Vigne

George de Vigne, nació en Plovdiv (Bulgaria) en 1972. Desde muy temprana edad viajó mucho acompañando a su madre en sus expediciones arqueológicas. Estudió en el liceo francés de Sofía y posteriormente ganó una beca en la Universidad de Minas y Geología. En 1995, realizó su primer gran viaje, atravesó casi toda Europa en autostop. Visitó los centros de reclutamiento de la Legión Extranjera francesa en Dijon y en Estrasburgo (Francia). En 1996, se enroló en una unidad de combate de la célebre Legión y, después de pasar por pruebas y entrenamientos, intervino en sus primeras misiones en África. Después de su servicio militar, el ex legionario vivió en París donde escribió su primer libro llamado “Yo, el legionario”. Se instaló en Barcelona en la que entró en el mundo de las máquinas tragamonedas. Al inicio del nuevo milenio llegó a Nicaragua por dos semanas y, seducido por la naturaleza virgen y la cultura centroamericana, se quedó a vivir allí.