resonancias.org

Literatura
04 07 2016
Oswaldo Reynoso: Letras en silencio por Carlos Arámbulo

1994, las doce del día, calor arrecho, claxon reventando a boca de sol, sudor de duda en las manos; rojo, rojo de algo que te quema en el pecho y llevas en un sobre manila, de oficinista, de empleado aspirante a creador. El temor de la puerta; tocas ¿una? ¿Dos veces? Vuelta y vuelta, cuello estirado ¿estará? Ladra un perro, un enorme pastor alemán que reposa en la entrada como un león chino para espantar los malos espíritus. La puerta tiene que abrirse ancha como la inocencia de pensar que para ser escritor solo hay que escribir y aparece el león chino, cabellera blanca compacta sin línea que la dibuje, “Hola… te estaba esperando. Pasa, pasa”. Oswaldo, el gran Oswaldo Reynoso. (Continúa en la página interior).

Publicado en El dominical del diario El Comercio de Lima

Copyright: El Dominical del diario El Comercio de Lima

ACERCA DEL AUTOR
Oswaldo Reynoso

Oswaldo Reynoso, Arequipa (Perú) 1931, estudió en la Universidad Nacional San Agustín de su ciudad natal y en la Universidad Nacional de la La Cantuta en Lima. Inició su labor literaria con su poemario Luzbel (1955), pero conoció el éxito siguiendo el realismo urbano en los años 50. Su libro de cuentos “Los inocentes” (1961) incorporó por primera vez en la literatura peruana del siglo XX el lenguaje urbano de los jóvenes. Reynoso ha enseñado en la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa, en otras universidades de Lima y también en Pekín. Ha publicado: “Luzbel” (Poemas, 1955), “Los inocentes o Lima en Rock” (1961), “En octubre no hay milagros” (1966), “El escarabajo y el hombre” (1970), “En busca de Aladino” (1993), “Los eunucos inmortales” (1995), “El goce de la piel” (2005) y “Las tres estaciones” (2006).