resonancias.org

Arte
02 02 2017
El movimiento cinético nuevamente de moda por Roxana Azimi

Los artistas cinéticos argentinos y venezolanos son herederos del maestro uruguayo Torres García (1874-1949) cuya teoría del constructivismo universal les ha permitido inventar en París el cinetismo en la década del cincuenta. Estos creadores tuvieron una actividad relevante en la Ciudad Luz hasta los años 1970. No es casual que este arte de vanguardia fuera adoptado por los artistas originarios de los países más modernos y urbanos de esa época como Argentina y Venezuela donde no se siente el peso de una tradición precolombina. A partir de 1958, Julio Le Parc (1922) expone en París los resultados de sus búsquedas plásticas con el GRAV (Grupo de Investigaciones de Arte Visual). Los demás miembros son sus compatriotas Horacio García Rossi (1929), Martha Boto (1925), Hugo de Marco (1932) y el español Fernando Sobrino (1932). Por otra parte, están los venezolanos Jesús Rafael Soto (1923-2005) cuya ambición fue la de reproducir la movilidad del entorno en sus obras, en tanto que Carlos Cruz Diez (1924), desde sus primeros trabajos en 1955 se interesa en las vibraciones de los colores a través de la luz y Darío Pérez Flores (1936) que practica un cinetismo más personal. Ahora esta tendencia artística latinoamericana vuelve a interesar al mundo del arte de París y Miami.

(El texto de Roxana Azimi fue publicado en francés el 10/12/2016 en la revista M del diario Le Monde de París y traducido por Agapito Perales).

 

Copyright: Revista M del diario Le Monde de París

indice
01 02 2017