resonancias.org

Literatura
16 10 2017
Laberinto Cortázar por José de María Romero Barea

Acaba de salir un nuevo libro sobre uno de los más grandes escritores latinoamericanos del siglo XX, Julio Cortázar, cuyos autores son los españoles Jesús Marchamalo y el dibujante de historietas, Marc Torices. La originalidad de la obra consiste en que es un cómic —que hubiera gustado mucho al homenajeado que cultivaba tanto la amalgama del texto con los grafismos. Después de más de treinta años de su muerte en París, la ciudad de sus amores, ¿qué podemos decir sobre el gran (de talla y de ideas) cronopio? Pese a haber construido una de las más importantes obras literarias del mundo hispanoamericano y reconocido no solo por la élite intelectual europea sino por el mundo entero. Pero no fue galardonado con el Premio Nobel de literatura como su compatriota y maestro, Jorge Luis Borges. A Cortázar por simpatizar con Cuba castrista y a Borges, la Academia sueca, ignorando su obra erudita y visionaria reconocida por todos, tomó más en cuenta sus torpezas políticas frente a los gobiernos de los militares argentinos y de Pinochet. Los amigos que frecuentaron a Cortázar en sus últimos años en París contaron que vivía apenado y arrepentido por la desaparición de su última esposa, la canadiense Carol Dunlop, en 1982, dos años antes que él. Con respecto a la reseña escrita por J.M. Romero Barea que publicamos en este número está bastante documentada y ha sido escrita con la empatía necesaria hacia un gran autor. Nos hace volver a ver el conjunto de la obra literaria multifacética y lúdica de Julio Cortázar.

Copyright: José de María Romero Barea

ACERCA DEL AUTOR
Julio Cortázar

Julio Cortázar, (Bruselas, 1914 – París, 1984). En Buenos Aires desde 1918, estudia en la Escuela Normal Mariano Acosta. En 1934, ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras. Profesor en un colegio de Bolívar (Buenos Aires). En 1938, aparece “Presencia”, poemas, con el seudónimo Julio Denis. Entre 1944-45, es profesor de literatura francesa en la Universidad de Cuyo, Mendoza. En 1946, publica su cuento “Casa tomada” y en 1949, el poema “Los Reyes”. En 1951, su primer libro de cuentos “Bestiario” y en el mismo año con una beca del gobierno francés, se instala en París y trabaja como traductor en la UNESCO. Publica “Final de juego" cuentos (1956), “Las armas secretas” cuentos (1959), “Los premios” novela (1961), “Historias de cronopios y de famas” (1962), “Rayuela” (1963), “Todos los fuegos, el fuego” cuentos (1966), “La vuelta al día en ochenta mundos” (1967), “62, modelo para armar” (1968), “El libro de Manuel” (1973), “Octaedro”, cuentos, (1974), “Queremos tanto a Glenda” cuentos (1980), “Los autonautas de la cosmopista” (1983) y “Salvo el crepúsculo” poemas (1984). Su obra ha sido traducida a casi todos los idiomas.