resonancias.org

Número Especial
17 07 2006
Saúl Yurkievich o la pasión verbal, por Nicanor Vélez

Tenía 73 años cuando un accidente en una carretera francesa segó su vida. Ensayista y poeta argentino, repasamos el devenir intelectual de quien es considerado unos de los más eminentes críticos de la literatura hispanoamericana. El 27 de julio de 2005, a las 9 h 30 de la mañana, un Volvo se estrelló contra un camión en el sur de Francia, no muy lejos de Aviñón. En el auto iba el Huésped de la poesía que fue Saúl Yurkievich (La Plata, Buenos Aires, 1931), y allí encontró la muerte. Muchos lo conocimos por ser uno de los más eminentes críticos de la literatura hispanoamericana, pero pronto descubrimos que para que fuese posible esa crítica que ejercía desde el centro de la creación, era necesario ser poeta. Es así como nos percatamos de que en él se daba siempre de forma natural el circuito directo entre crítica y creación.

Copyright: Nicanor Vélez y diario La Vanguardia

ACERCA DEL AUTOR
Nicanor Vélez

Nicanor Vélez Ortiz nació en Medellín (Colombia) en 1959. Hizo estudios de Literatura y Español en la Universidad de Medellín. Salió de Colombia en 1981. Estudió en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, especialidad Lingüística (1981-1984). Vive en España desde 1984. Estudió Filología Española en la Universidad de Bellaterra. Hizo los cursos de doctorado (Suficiencia Investigadora) en la Universidad de Barcelona. Editor del Círculo de Lectores. Ha sido responsable de las obras completas de Jorge Luis Borges, Octavio Paz, García Lorca, Pablo Neruda y en la actualidad prepara la edición de las obras completas de Julio Cortázar. También es el responsable de la colección de poesía en Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg, en la que publica seis títulos al año. Ha publicado a Whitman, Rimbaud, Rilke, Novalis, Eliot, Pessoa, Brodsky, Cavafis, Gerardo Diego, Aleixandre, Juan Ramón Jiménez, Machado, Alberti, Cernuda, Ángel González, José Ángel Valente, Huidobro, Vallejo, Blanca Varela. Publicó La memoria del tacto. Instantes para Gruchenka (poesía), 2002. Miembro del Consejo Consultivo de la Fundación Octavio Paz.