resonancias.org

Número Especial
17 07 2006
Saúl Yurkievich escritor, por Juan Cruz

Saúl Yurkievich fue siempre, hasta su muerte en Francia, donde residía desde hacía varias décadas, un hombre cuya ironía insobornable le previno siempre del lugar común. Fue quien puso en orden la obra de Julio Cortázar, su gran amigo; la estaba publicando por orden en Círculo de Lectores / Galaxia Gutenberg, y eso le llevaba, prácticamente desde que murió Julio, su tiempo y su entusiasmo; fue su última devoción, y no sólo amistosa, sino rabiosamente literaria: él consideraba que Cortázar le había dado la vuelta a la fabulación literaria, la había emparentado con lo más profundo del lenguaje, que es el juego, y en función de esa encomienda editorial que estaba siguiendo ayudaba también a prolongar el propio manifiesto del autor de Rayuela. Que era su manifiesto.

Copyright: Juan Cruz - El País

ACERCA DEL AUTOR
Juan Cruz

Juan Cruz (Puerto de la Cruz, Tenerife, 1948). Estudió Historia y Periodismo en la Universidad de La Laguna. Redactor del diario El Día, desempeñó su labor como periodista de asuntos culturales y durante años se encargó del suplemento Tagoror Literario, fundado por él mismo en colaboración con otros escritores jóvenes. Es miembro fundacional del diario El País, para el que trabajó como corresponsal en Londres. A su vuelta a la redacción de Madrid, desempeñó los cargos de jefe de Cultura y Espectáculos y Director de Colaboraciones. Ha ganado los premios Armas (1972), Azorín (1998) y Canarias (2000). Director de Coordinación Editorial del Grupo Prisa, director de la Oficina del Autor y director de Comunicación del Grupo Santillana. Acaba de estrenar una columna semanal en el suplemento dominical de El País, bajo el título genérico de Sombras nada más.