resonancias.org

Arte
17 07 2006
Rapunzel o una forma de antropofagia, por Alina Tortosa

Ana Miguel en un principio trabajó la escultura. Su búsqueda de materiales que sostuviesen las formas mullidas y etéreas con las que quería trabajar la llevo a experimentar con materiales y técnicas no tradicionales: tejido al crochet, costura, telas blancas ligeras, cintas y objetos de azúcar. Hoy sus instalaciones, puestas en escena románticas y féricas, incluyen elementos que responden a esta búsqueda. Sus trabajos se basan en sus lecturas, una apreciación profunda de las conductas humanas y en el sentido de las palabras. (La foto de la viñeta de Ana Miguel es de Taty Rybak)

Copyright: Alina Tortosa

ACERCA DEL AUTOR

Ana Miguel nació en Río de Janeiro en 1962. Estudió grabado y pintura en la Escuela de Artes Visuales de Parque Lage y en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, Antropología en la Universidad Federal Fluminense, Niteroi, Filosofía Contemporánea en Barcelona y participó de los seminarios coordinados por Francisco Jarauta, Arteleku, España. Desde 1984 expone en exposiciones individuales en Río de Janeiro, San Pablo, Brasilia, Tarragona y Barcelona (España), Londres, Armentières (Francia) y desde 1983 en exposiciones colectivas en Río de Janeiro, Bahia, Curitiba, Brasilia, Porto Alegre y San Pablo, Barcelona, Londres, Bruselas y Liège (Bélgica). En el 2000 participó en “Brasil, Plural y Singular en el MAMBA (Museo de Arte Moderno de Buenos Aires).