resonancias.org

Arte
02 02 2010
El dedo de Picasso por Raúl Rivero

Fue en la casa de Iván Vivas, en Tovar, o en la guarida de César Rengifo, en Caracas, cerca de una piscina secreta, donde vi un original del maestro Oswaldo Vigas. Ahora pienso que puede haber sido en la sala sin techo, luminosa, de Hugo Figueroa, en San Jacinto, Maracaibo. Lo que no me puede robar la mala memoria es la emoción del encuentro con un lienzo de ese artista que esta mañana de sábado, allá en Venezuela -a sus 84 años-, se ha levantado a trabajar. (Continúa en la página interior).

Copyright: Raúl Rivero

ACERCA DEL AUTOR
Oswaldo Vigas

Oswaldo Vigas nació en Valencia (Venezuela) en 1926. A los 16 años, recibe el primer premio del Salón de Poemas ilustrados en Valencia y realiza su primera exposición individual. A partir de 1943, hace muestras individuales y participa en colectivas en los Ateneos de Valencia y de Mérida. En 1949, obtiene el 1er premio del Salón de pintura en el Ateneo de Valencia. Entre 1950 y 1952, expone varias veces en Caracas en el Museo de Bellas Artes. En 1952, gana el Premio Nacional de Artes Plásticas y el Premio John Boulton. A fines de 1952, fija su residencia en París, donde al principio estudia en la Escuela de Bellas Artes y después expone en galerías y museos. En 1964, regresa con su esposa francesa Janine Castès a Venezuela. Desde ese año hasta la fecha, sigue exponiendo sus lienzos, sus tapices, sus esculturas y sus cerámicas no sólo en su país natal sino en EE.UU., Francia, otros países