Domingo 29 | Enero de 2023
Director: Héctor Loaiza
6.410.871 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Arte
4 8 2009
Jaime Franco: La ética del artista es la de la entrega (entrevista) por Francesca Bellini

¿Para qué sirve el arte?
El arte es una forma de creación que nos permite ahondar en el conocimiento del hombre, su entorno y sus preocupaciones. Difiere de otro tipo de disciplinas en la medida en que se realiza de una manera principalmente intuitiva. Sirve primordialmente a aquellos individuos que son capaces de sumergirse en sus secretos y llegar a disfrutar esos momentos sublimes a los que conducen las obras que logran conmover. También sirve de una manera muy distinta a mercaderes, compradores y negociantes que se lucran de él y ostentan cuando lo poseen.

¿El arte y la política deberían mezclarse?
A lo largo de la historia el arte y la política siempre se han mezclado. Los ejemplos son innumerables desde los faraones egipcios hasta Hitler, pasando por príncipes renacentistas o regímenes socialistas. En algunos casos los resultados han sido deplorables. Hoy en día hay quienes solo encuentran valor en la obra de arte que pone de manifiesto algún tipo de compromiso político de índole contestatario. No creo que ese sea un requisito para producir obras de arte.

¿Ha llegado la hora en que los políticos sean reemplazados por los artistas?
De ninguna manera. Que la mayoría de los políticos hayan sido hombres de bajas intenciones con intereses personales, en muchos casos carentes de imaginación y sobre todo de sentido social, no quiere decir en ningún momento que deberían ser reemplazados por artistas. Debemos luchar por tener mejores políticos y porque existan mejores artistas. Que cada quien haga su trabajo.

¿Cree usted que el arte es una forma válida de activismo?
No creo que el arte deba ser entendido en ese sentido. Si se quiere ser socialmente activo pueden existir cientos de formas para ser más eficaz. El verdadero artista (llámese pintor, poeta, músico o cineasta) ha encontrado una forma de expresión con la que seguramente puede incidir en un público para elevar la consciencia pero no puede estar aspirando a mover masas con fines políticos. Cuando eso sucede normalmente se cae en la elaboración de panfletos políticos que abandonan los intereses mucho más amplios que pueden existir a la hora de crear una obra de arte.

¿Debe haber ética en el arte?
La única ética es la de la entrega. Goya decía “Denme un pedazo de carbón y hago una obra maestra, pues todo el arte está en el sacrificio y en el partido que se tome”.

¿Qué no es ético en el arte?
No podría decirlo. Creo que es una cuestión que cada quien debe resolver en su interior.

¿El arte es una forma de lucha?
Una lucha por elevar el nivel de consciencia del hombre. Una lucha personal por superarse día a día.

¿Se considera un artista político o un artista crítico?
Para nada un artista político. No entiendo muy bien que se quiere decir con “artista crítico”. Tal vez un artista a secas sea ya suficiente aspiración.

¿Para qué hace su obra?
Para resolver preguntas que surgen día a día. Por una necesidad de trabajar con las manos. Por placer. Para dejar algo que trascienda. Para vivir. Para comunicarme con otros seres que en algunos casos ni siquiera voy a poder conocer. Para sobrevivir. Para sentirme mejor conmigo mismo. Para aprovechar el tiempo. Para algún día morir más tranquilo. Para sentir ese placer que producen los logros.

¿Para quién hace su obra?
Trato de no pensar de antemano que estoy trabajando para “alguien”. Creo que hago mi trabajo primordialmente para mí mismo pero descubro con enorme agrado que existen personas que lo aprecian, que lo entienden, que se conmueven con todo aquello que ha pasado durante meses en la soledad de mi estudio y siento una enorme satisfacción cuando encuentro que esa forma de “empatía” es sincera.

¿A qué artistas admira?
A muchos. Tantos que la lista quedaría siempre inconclusa. En la música a Bach, Beethoven, Schubert, Bartok y muchos grupos contemporáneos como Led Zeppelin, Rolling Sones, The Doors o Bob Dylan. En el cine a Tarkovsky, a Fellini, a Fritz Lang (por Metrópolis), Wong Kar Wi, Scorsese, Orson Wells, Sean Penn, Lars von Trier. En la pintura a Goya, Turner, Monet, DeKooning, Pollock, Franz Kline, Cy Twombly. En otras disciplinas a Richard Serra, Richard Long, Gordon Matta Clarck, Andy Goldsworthy, Robert Smithson. En la literatura a Dostoyevsky, Camus, Poe, Garcia Marquez, Juan Rulfo, T.S. Eliot….

¿A quién censuraría si pudiera?
Mejor no censurar a nadie. Mucho mejor dedicarle tiempo a los que admiramos.

¿Qué le molesta del mundo en el que vivimos?
Muchas cosas. Principalmente la injusticia pero igualmente muchas otras actitudes que permiten que esa injusticia se manifieste cada día; la indolencia, la pereza, la falta de compromiso, el facilismo, el abuso de poder, la pérdida de ideales….

¿Tenemos esperanzas de salir del atolladero?
No creo que estemos en un atolladero diferente al que pudo haber en otro periodo de nuestra historia. Cada época ha tenido sus problemas. Si nos referimos simplemente al ámbito de nuestro país podríamos haber dicho lo mismo en épocas como la conquista, la colonia, el periodo de la independencia, las guerras partidistas del siglo pasado o la violencia de mediados de siglo. Hay que entender que nunca se acaba de “salir” de nada , siempre se está “saliendo” de algo.

 

acerca del autor
Jaime

Jaime Franco, Cali (Colombia), 1963. Entre 1981 y 1983, realizó estudios de Ingeniería en la Universidad de los Andes, Bogotá. Se trasladó a París para continuar su formación en el Instituto Pierre et Marie Curie. En el ambiente artístico parisino se interesó en el arte y se inscribió en L’Ecole Supérieure de Beaux Arts. En 1989, hizo una exposición individual en la Galería Casa Negret de Bogotá. En 1991, alcanzó éxito internacional exponiendo en las Galerías Yoshii de Nueva York, Tokio y París. En 2007, entre sus más recientes exposiciones están “Construcciones Ilusorias” en la Galería El Museo de Bogotá e “Inferno” en la Galería Santa Fe del Planetario Distrital de Bogotá. Su obra figura en importantes colecciones como la del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la de la Biblioteca Luis Ángel Arango (Bogotá), Museo de Arte Moderno de Bogotá y Museo de Arte Moderno La Tertulia de Cali.