resonancias.org

Literatura
02 08 2017
Un México gangrenado de Martin Solares por Ariane Singer
« volver

Triste símbolo del México de hoy. La ciudad portuaria de La Eternidad vive al ritmo de los asesinatos y ajustes de cuentas entre los carteles de droga. Esta ciudad imaginaria, situada en el Golfo de México, vio su vida cuotidiana cambiar radicalmente cuando un grupo de narcotraficantes, los "Nuevos", empezó a competir con el monopolio de los "Ancianos" en el distrito estratégico del puerto. En este contexto, se rapta a Cristina, hermosa rubia de ojos verdes, de 17 años. Ella es la hija de Rafael de León, el empresario más rico de la región. Si los secuestros y la extorsión son moneda corriente, este caso es aún más extraño que hasta ahora nadie haya reclamado un rescate dos días después de los hechos. Por otra parte, los secuestros de mujeres jóvenes son tradicionalmente reservados a la costa del Pacífico, donde las morenas con tez clara son enviadas como prostitutas a los países asiáticos. Para resolver este caso, el empresario y el cónsul de los Estados Unidos reclutan a Carlos Treviño, un ex policía de la Eternidad que ha rehecho su vida con una identidad falsa, a centenas de kilómetros de allí. Perseguido por su antiguo jefe, el comisario Margarito, Treviño ha arrestado al verdadero autor de un asesinato en complicidad con la policía, en lugar de un culpable designado por sus superiores.
Zambullida sorprendente en un país gangrenado por los narcos, “No manden flores”, novela negra bastante documentada, describe con un ritmo jadeante el irresistible ascenso de la violencia. Ayer ejercida en privado, ahora aparece en pleno día: cuerpos decapitados y exhibidos, tiroteos a la vista de todos... Antes confinados en el sur de México, de ahora en adelante se ejerce en el norte del país, y especialmente en zonas de tránsito fronterizo con Estados Unidos. Con una escritura precisa, el autor describe sin falso pudor la barbarie de las atrocidades, evocando el estilo de Roberto Bolaño de su novela 2666 (Christian Bourgois, 2008). Se acerca de muy cerca al horror cuando menciona la existencia de campos de entrenamiento de los traficantes, donde los prisioneros son secuestrados, deshumanizados, sumariamente ejecutados...

El afán de lucro
Autor de un ensayo anterior (no traducido) sobre la impunidad de los crímenes en México, Martin Solares esclarece aquí las razones por las cuales ésta perdura: la corrupción en todos los niveles del Estado y de la esfera económica, el silencio de los poderes públicos como el de los medios de comunicación... La segunda parte del libro, especialmente consagrada al itinerario del Comisario Margarito, un hombre corrupto desde que asumió al cargo, bosqueja el retrato edificante de una sociedad minada por el afán de lucro y por las estrategias de supervivencia individuales.
Ocho años después de la publicación de la muy destacada “Minutos negros” (editada en francés por Christian Bourgois, París), que ya denunciaba la connivencia entre las autoridades, la policía y el mundo de los narcotraficantes, Martin Solares se impone como un escritor de alto vuelo. Un opositor del dinero fácil y del dejar hacer, cuyo número de víctimas se alarga en medio de una indiferencia cómplice.

 

ACERCA DEL AUTOR

BIO: Nació en Tampico, Tamaulipas, el 29 de agosto de 1970. Narrador. Radica en París, donde cursa un doctorado en estudios ibéricos y latinoamericanos en La Sorbona. Editor de Almadía, forma parte del consejo editorial de la revista Revuelta. Ha colaborado en La Jornada, Milenio, Proceso, Replicante y la página electrónica sololiteratura.com, entre otras publicaciones. Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta 1998 por la novela fantástica breve "El centro de la ansiedad". Premio Nacional de Cuento Infantil Juan de la Cabada 2008 por "Monstruos". Parte de su obra se encuentra en antologías como "Día de muertos" y "La littérature mexicaine des treinta dernières années".