resonancias.org

Poesía
01 02 2019
Sinfonía de Paz por Rusvelt Nivia Castellanos
« volver

INVASIONES DEL DOLOR

Es el dolor es la constante amargura;
es el luto abierto es este desierto de
agujas. Es atravesar los senderos
de espinas sin pasión es la rastrera
degeneración; es comerse los alacranes
con furor es este arenal de las lloronas.
Sólo nacen los demonios con sus desquicios.
Aún se mueren los ángeles de alas mutiladas.
Sólo nacen los niños con sus defectos.
Es invadir la mente de cucarachas nocturnas;
es el dolor la absorbente recusación.

Es el horror es la rutina peligrosa;
es la cabeza destrozada es esta fosa de
calaveras. Es bajar las escaleras   
del infierno con ansiedad es la bruta
desintegración; es beberse la sangre
con herrumbre es este vacío sin exposición.
Siempre están los malos con sus muertos.
No cesan de ahogarse las madres preciosas.
Siempre están los brujos con sus pecados.
Es invadir el espíritu de manías enfermas;
es el horror la inadecuada anomalía.

Es el error es la instantánea demencia;
es la caída horrenda es esta cárcel de
ratas. Es subir las montañas rojas
del fuego es esta tierra sin aguinaldos.
Tal vez las auroras aún no llueven.
Nunca se van las diosas de la luz.
Tal vez las lluvias aún no brillen.
Es invadir los ojos con agua sucia;
es el error la caída irreflexiva.

Es el dolor es la densa fantasmagoría;  
es el día cerrado es este bosque de
sequías. Es abrir las flores negras
del jardín sin adoración es la pálida
prostitución; es chuparse los gusanos
sin ardor es este antro de las putas.
Solo caen suicidas, desde las casas viejas.
Aún se mueren los santos sin sus santas.
Sólo caen ebrios, desde las camas húmedas.
Es invadir el vicio con más angustia;
es la aberración la invasión del dolor.

 

LA EXISTENCIA Y EL HOMBRE

En el pasado; los niños eran rebeldes,
ellos se partían las caras, la mayoría se
ocultaban en sus calabozos y sólo unos
pocos salían a limpiar los otros iris, la
simpatía era menor que la aversión.

Allá, la miseria era la escandalosa,
los sabios eran detestados y los reyes
seguían en su carnaval de la avaricia.

En el presente; los jóvenes aún se tiran
balas, se lanzan bombas y se estallan las
conciencias. En el ahora; la guerra no
se detiene, los combatientes fenecen, la
crueldad es mayor que la fraternidad.

Aquí, la ignorancia es la alevosa, la
subsistencia se enmaraña y los pobres
son los enemigos de la ilustración.

En el futuro; el hombre será humilde,
ellos se darán la mano, juntos irán por
el albedrío de la lucidez y en sociedad
labrarán la madre naturaleza, la dicha
será más diáfana que la elegía.

Allá, la magia será la blanca, los
amigos serán todos hermanos y la
inmanencia volverá a iluminarnos.

 

AMOR A LA HUMANIDAD

Son expresiones agudas;    
nosotros fríos con esta aspereza,
no avistamos el nuevo aura,
olvidamos a los niños en la intemperie.

Cambio, debemos con nuestras manos juntas.

La diferencia social provoquemos;
susurros dediquemos a los decaídos,  
que se apacigüen sus suplicios,    
por la compañía de nuestras voces.
 
Amor, demos amor a la humanidad.

Son alientos sugestivos;
nosotros engendremos linduras,
con caricias a los huérfanos,    
volvámonos nosotros amigos.

 

PRECIOSA ESPERANZA

Como una musa vanguardista,
ella es la inspiradora del bien,                        
nos abre los destinos asombrosos;   
por su entereza, prende auras de libertad,
que vivifica a su gente tan querida,
ella es impetuosa en revolución,
prospera cambios eficaces para el mundo;  
junto a sus guardianes, realza las esencias virtuosas,
nos expande amores de verdad,  
ella es la ilusión del porvenir,  
florida como la esplendidez,
musa vanguardista.

 

AMANECIENDO

La lucha es por la sabiduría;
sobrio darle todo nuestro ímpetu a la mente,
que provoquemos ideales iluministas, muy en perpetuidad,
para el resurgimiento de nuestra humanidad.  

A lo aliados, vamos a donde moran los libros,    
hay allí resurgimiento con nuestras lecturas,     
los recitales sean enaltecidos.

Ahora es el mañana de superar los misterios,
toca persistir por la ascendida lucidez.

Y juntos, venceremos en el bien.

Es nuestro futuro existir por la verdad,
valeroso entregarse a la filosofía y la literatura.

Con pasión, profundicemos en lo trascendental,  
pasando por los versos de los sabios,
meditemos sus limpias erudiciones.  

Es el sacrificio por la liberación;
renaciente dedicarle nuestra época al arte,
que innovemos lo más munífico,
para el porvenir de nuestra humanidad.

 

TRASCENDENTES

Los hombres y mujeres de la revolución,
provocan nuevos destinos,   
ellos se mueven con valentía por los valles negros,            
marchan hacia adelante como grandes en furor y
las tinieblas traspasan de la tempestad;
bien estos esfuerzos de superioridad,
realizan para ayudar a la gente del mundo;  
perseverantes con los ímpetus suyos,    
desenvuelven a sublevación lo altruista y
una vez ponen al tiempo rojizo,
levan renovaciones libertarias,   
dándole humanismo al pueblo,
magnifican lo más excepcional,  
todos estos héroes y estas salvadoras,  
son la patria de verdad.

 

LA ESCARLATA

Su voz es rubicunda,
dice todo lo que siente,
no se guarda ningún secreto.

Madura por lo humilde,
se hace con los semejantes,
palpita en la prestancia.

Ella en lo fervoroso marinea,
alcanza la esencia de la verdad,
esto es lo que impresiona.  

Dan ganas de llorarla,
lo capaz la ampara,
nunca se ausenta.

Ella anda libre como la paz,
respira con el corazón,
su moralidad alboroza.  

Es una libertaria,
predice el otro despertar,
albura con la bella primavera.

 

MADRE MARÍA

La belleza se consagra;
impoluta, maravillosa,
retoñece entera por el sacrificio,   
va forjándose con adoraciones humanas.

A oda de salvación, reluce esta sagrada,   
nos da la confianza ante la tribulación,
junto a su salvaguardia trasegamos paisajes.  

Igualada, salpica nuestra cara de rubíes.  

Por su manifestación; prolifera simpatías,
sacando palomas de las bocas,
nos genera concierto a la población.

De mayor ascensión, prorrumpe la fastuosidad,
alborotándose entre abrazos y lágrimas;
la acogemos nosotros con el corazón,   
por su gracia, llegamos en caravana los héroes.

 

NOSOTROS UNIDOS

Y vuelve el reconcilio;
nos mecemos sobre sedas,
jugamos a ser inocentes.

Estamos de nuevo reunidos,
por los lados provocamos gaviotas,
se nos quedan los ojos ruborizados de
entusiasmo, mansedumbre apacentamos
en vez como la compañía disfrutamos.

Unos cantos albergan nuestras voces.

Por lo acompasado del recogimiento,
musitamos nuestra juventud, la
acariciamos como a un girasol y
todavía levantamos el vaivén del cordel,      
que desenvuelve nuestras confidencias.

Acrecencia somos graciosos,
nos echamos simpatías,
brincamos al lago de las plumas.

 

CLARIDAD

Y llueven flores azules del cielo.
Es la pureza espiritual.
Despierta la naturaleza más embellecida,
la primavera viene con serenidad.
Reverbera esta tierra de bosques y
mares maravillosos.
Toda la inmensidad se sorprende rebosante,
hay nubes de margaritas y de paz.
Renace el universo del arco iris,
se reza el viento con la música.
Una gaviota de rocíos,
vuela a lo libre,
presagiando madrugadas de estrellas.
Espíritus entre luces límpidas,
propagan las auras acuosas,
crece la armonía.
Todos los seres vivos
encantados ante tanta divinidad.
La vida feliz,
columbrada en sueños y esperanzas.

 

ACERCA DEL AUTOR

BIO: Rusvelt Nivia Castellanos; poeta y cuentista de la ciudad musical de Colombia. Es al mérito, Comunicador Social y Periodista, graduado por la Universidad del Tolima. Y es un especialista en Inglés, reconocido por la Universidad de Ibagué. Tiene tres poemarios, una novela corta, un libro de ensayos y siete libros de relatos publicados. Es creador del grupo cultural, La literatura del Arte. Sobre otras causas, ha participado en eventos literarios, ha escrito para revistas nacionales, revistas de América Latina y de habla hispana. Ha sido finalista en varios certámenes de cuento y poesía internacionales. Ha recibido varios reconocimientos literarios tanto nacionales como internacionales. Fue segundo ganador del concurso literario, Feria del libro de Moreno, organizado en Buenos Aires, Argentina (2012). Fue premiado en el primer certamen literario, Revista Demos, España, (2014). Mereció diploma a la poesía, por la comunidad literaria, Versos Compartidos, Montevideo, Uruguay (2016). Tiempo después, recibió un reconocimiento internacional de literatura para el premio intergeneracional de relatos breves, Fundación Unir, dado en Zaragoza, España (2016). Recibió un diploma de honor por sus recitales poéticos en la Feria del Libro, Ciudad de Ibagué (2016). Por su obra poética, mereció una mención de honor en el parlamento internacional de escritores y poetas, Cartagena de Indias, año 2016. Le dieron un diploma de honor en el certamen internacional de poesía y música, Natalicio de Ermelinda Díaz (2017).

 

 

 

 

indice
11 06 2019