resonancias.org

Poesía
01 09 2019
Topografía carnal del poemario "Primer Labio" de María José Mures
« volver

ESQUEJE

Verdad es que la poesía también se escribe con el cuerpo.
Luis Cernuda


Mueve mis caricias con tus manos
hasta que llegue
el fin del universo,
sigue meciendo la cama
simula ser
esqueje en mi cuerpo.
No sé qué hilo
me une a ti
que sin estar cosida
deseo seguir cosiendo.

 

GOLPES

Un beso caliente
de tus sanguinarios labios
me rinde
me cuece
me tumba
y desnuda.

Un golpe me abrocha
a tu cuerpo un minuto
zarandeándome en círculo.
Caliéntame un beso
que llegue
a golpes de piel.

 

NADA

Nada como tu lengua y la mía
en un solo idioma,
nada como encontrar un “te amo”
donde menos lo esperas,
nada como tú.

 

CON TU MANO

Júpiter está de broma
y se hace guiños con Venus
Pilar de Valderrama

Lento pero no por el cansancio
o fue un sueño…
ser Venus en el país de Peter Pan
donde de los sueños volver no quiero.

Estar contigo en todas las vidas
planeando en tu cuerpo
y sin batir las alas
me hace volar como ave.

Enredo con sentido de cuerpos
hacia el vértice de tus muslos
y quedar así, con tu mano en mi pecho.

 

ENTRE SEDA

Me vestí con la ropa que te gusta
aquella donde se perfilan mis senos
y mi pubis es visible.

Mordiste la punta del seno
cuando mi sexo humedecía
al pasar tu mano
las hormigas me comieron
al estar en el camino.
Tu sexo trajo el sabor de los siglos
exquisito manjar que late
en el centro del cuerpo
sintiendo la luz que calienta la piel.

 

EL VINO

Te seguía en cada movimiento
como ristrón, mientras
el vino encendía el fuego
la zubia de caricias brotaba,
mis piernas dibujaban dos montes,
tú buscando el valle encantado,
entonces el fuego se apagó
en el deliquio de los cuerpos.

 

TENSIÓN QUE DESTENSA

Hormigueo sin hormigas
pulsión que me pulsa
tentación que tensa
cansancio de amor.

Senos en tangente
bucear sin mar,
abatida, encima vencedora
en ganas que me pierden.

 

TREMEDAL SIN COMPAÑÍA

Oh, no, espera un poco, hermosa muerte
Ana Mª Chouhy Aguirre


Ven pronto, sin calma
cálmame,
apaga la sed de fuego,
lo que enciendes inconsciente,
me inunda tu ausencia,
vuela el océano,
roza la estrella
que iluminas.

A solas vivo para ti,
pero quién soy sino tu tremedal ausencia,
tú das límite,
guerra al pensamiento,
que solo vence tu llegada
de auroras posibles
y tardes naranjas.
Luchar sin ti y por ti
es morir en cada intento.

 

CÓMO DECIR

Cómo decirte que sin ti...
el mundo...
los mapas...
los mapas del mundo,
los océanos...
la noche...
los océanos de la noche,
mi cuerpo...
la ausencia...
mi cuerpo en tu ausencia,
tu sexo...
mi boca...

 

QUÉ TÍTULO TIENE

Qué título tiene un poema
que solo quiere decir:
Te amo mi amor
y así hasta caer agotada.

Qué título tiene un poema
que me deja hecha un ovillo esperándote.

Qué título tiene media cama vacía
y unos labios esperando tus besos
¡mi amor!
¿qué título tiene la espera?

 

OBSOLESCENCIA

Se fundió el sueño americano
la obsolescencia programada
llegó sin electrodoméstico
se rompió la cama
por los aires.

Otras manos
te repararon
conmigo el motor
no arrancaba
funcionabas
a dos motores.

 

ACERCA DEL AUTOR

BIO: María José Mures nace en Fernán Núñez, Córdoba (España), 1970. Es diplomada en educación especial. Máster en rehabilitación de los trastornos del lenguaje por la Universitat Politècnica de Catalunya. Sus versos aparecen en revistas literarias como Alhucema, Caños dorados, Pan de trigo y otras de soporte digital. Tiene publicados tres libros: “Antes del amor”, “Zahorí” y “Cambalache”, este último prologado por Aimée G. Bolaños. Está incluida en la Antología de poetas de Fernán Núñez, 2006. Fue merecedora del segundo premio de poesía en Alfafar, Valencia, con su poemario “Zahira” y en 2007 fue premiado su poemario “Entre la espada y tú, amor” en el V Concurso nacional de poesía Caños dorados.