Poesía
04 08 2020
Habitar alas por Mauro Sebastián Martínez
« volver

ELEVACIÓN

En la bóveda de la tarde se oscurece el paisaje,
apaga el piso flores de lapacho.

Cómplice luna,
custodia atrapada por la noche.
Una anciana se hamaca,
alguien incendia letras,
gira el mate alrededor de la mesa,
estruendos se diluyen bajo los astros,
manos convergen íntimamente,
suenan luces girando sirenas,
marginado monte rodea la ciudad,
sobre la torre tiemblan las estrellas.

A través de las pupilas
regresamos a ocupar nuestros cuerpos.

 

DÍAS

El alba sube sobre la madrugada,
el sol abre los días en espacios dorados.
  Ellos a la deriva.
La quietud de la siesta
se aleja alargando sombras,
mientras del fondo de la calle
una melodía cicatriza la tarde.

Adyacentes las luces,
entre ruidos velados,  
alumbrarán pueblos y ciudades.
Las constelaciones
depositan en el cofre de la vida
una máscara menos.

 

FUEGO

Permíteme ser la energía del destello.
Decirte lo que mereces escuchar del cristalino rocío,
abandonar las similitudes,
romper los códigos
y antes de decirte lo que late
quiero que lo sientas,
ser parte de tu rompecabezas,
admírame en simpleza,
quiéreme como soy,
no esperes más,
abrázame con lo que nadie descubrió.

Domadora de sueños
lo efímero de la noche vence,
el caballero del reloj
te entrega gota a gota una parte de mí.

Y las ligeras llamas no descansan.

 

SECUELAS CONDUCTISTAS

El castigo nunca es demasiado, la destreza sí.

El cuerdo nada aguas cotidianas:
mira el reloj y obedece el semáforo,
      busca llegar a tiempo.
Rumia noticias como por instinto,
el vértigo lo agita,
lo reconforta saberse como los demás
y prepara el serrucho
            para el compañero de trabajo.
 
Un hombre se satura en creatividad,
se estresa inventando y refutando ideas,
el arduo trabajo le desparrama el cabello
y con sus argumentos saca de eje y le da otra
perspectiva a unos cuantos entendidos.

Los mediocres dicen ¡loco!  
      y a este lo encierran,
y la mediocridad es la salvación del genio.

 

PLAZA

Se condensa la canción “siempre esperando”,
veredas plantadas, luces asfaltadas.
La plaza arco iris esperó a desarmar,
corrió a los costados como nos inventamos,
quitó las sobras, desparramó lo quitado,
tiró todo, nos dejó vacíos,
rompió el chanchito, gastó los ahorros.

He dormido en sus brazos,
mis manos huelen a rocío
y el éter es violenta violeta.
He absorbido cada instante,
como en un cuadro, vi cada dato,
para poder dibujarlos.

 

MEMORIA DEL SOL

Hay música en la música que me habita.
Verde amanecer,
memorias del sol en las páginas
      abiertas de la mesa,
las paredes se impregnan de melodías,
el día cruje en las ramas del sauce.
Los libros viajan en el desorden de la habitación.
Debo consumir este día
      para saber que mañana habrá esperanza.

 

FUERA DE LO ESTABLECIDO

El cotidiano encuentro en la isla del espejo,
cada elemento con el nombre que le dimos.
La costumbre se desenreda en las calles
el frió,
el cigarro,
el café,
soñar con lo que hemos de ser.

¿Es la coraza en la identidad lo que me falta?
¿Es lo indescifrable las musas que nunca llegarán?

Los calendarios nos van viniendo como una lanza,
la tierra nos hamaca, el movimiento nos desgasta.
Yo veo en cada latido,
siento a cada instante, lo que no entiendo,
¿Vendrás pronto?

 

INNOVAR

Apretar el punto donde explota otra vida.
Conquistar la utopía.

Armar rostros desconocidos,
ignorar el modelo estilista.
Llorar fuera de los ojos;
fluir por direcciones inéditas;
y hallar misterio en la rutina a cuerda.

Escapar de la condena,
viajar por la libertad,
aparecer sobre campos y ríos.
Dejar de morir fuera del cuerpo
y renacer,
 resurgir con un respiro.

 

ACERCA DEL AUTOR

BIO: Mauro Sebastián Martínez, Chaco (Argentina), 1989. Publicó la miscelánea “Poetas de Aviuk Tadaek”. “El Siguiente Paso desde el Limbo” (2014) en el portal Gente de Pueblo, el poemario “Sentado en el Horizonte” (2015) con el cual fue reconocido por el Municipio de San Bernardo y “Goteras en la Noche” (2016). Fue seleccionado y publicado por la Editorial Dunken, premiado en concursos literarios y publicados en medios digitales españoles, mexicanos y de Nueva York. Creó el grupo literario juvenil los “Poetas Sin Voz” donde publicaron dos antologías “Profanadores del Silencio” y “Pasajeros de Arena” en los años 2009 y 2010. Fundó La revista “Vestigios” vestigiosaviaterai.blogspot.com, (2010-2012). En el 2014, fue cofundador del “Grupo artístico Juan Gelman” y editor de la revista “Puño y Letra”. Actualmente es profesor en San Bernardo (Chaco). Colabora en el Proyecto provincial independiente “Tus Nuevas Lecturas”.