resonancias.org

Opinión
01 06 2006
De mosaicos y falsos protagonismos en la cultura, por Miriam Ventura
« volver

El proceso es complejo, entenderlo implica navegar a millas de distancia de lo que aquí denomino conciencia transnacional: Saber quiénes somos, de dónde venimos, qué nos ata al lugar de origen. Y, especialmente saber qué se es, si lector(a) amante de la poesía, debutante de ocasión, es decir animal que hace versos, o alguien que no se conforma con que le llame poeta, sino que lo es auténticamente. De película es el protagonismo imperante. Pues mucha gente en el Alto Manhattan piensa que puede embarrar una pared y llamarse artista plástico, tira par de versos, o narrar su autobiografía o acrobacias verbales y ya se cree poeta. Mucha gente se aprende un libreto y es actor/actriz... escribe algo que parece diálogo, soliloquio o monólogo ya es dramaturgo(a). Peor aún algunos(as) ensayan a la disidencia sin ton ni son y ya son críticos(as). A una entrevista le colocan un par de opiniones y son ensayistas, pero mas que eso muchos empleados, trabajadores(as) de agencias pro género aparentemente y pagadas por el asistencialismo gubernamental de EE.UU., entiéndase non for profit, se inventan la idea avangard de tres mesas con libros y una lectura protagonizada por oficiantes del verso, digamos animales que hacen versos y entonces hablan de Ferias del Libro de la Mujer... de mujeres poetas.

¡¡¡Viva Pancho Villa!!! Viva el feminismo como pan nuestro de cada día. Ese feminismo, no es mas que un pase a la chulería, al exilio para vender imagen, lograr propuestas y hasta resolver conflictos personales. Este feminismo esta al asecho de nuevas víctimas de violencia domésticas para reforzar propuestas en el año fiscal y recibir la partida correspondiente.

Claro que este feminismo al que llamo del tipo "pacotilla", al igual que los(as) animales que hacen versos de ocasión nunca se han leído a Camile Paglia, a Yolanda Blanco, contemporánea nica, pero neoyorquina de probado corazón poético y armas a tomar en su conocido libro Aposento... Ellas las militantes de este feminismo de pacotilla y su coro de "poetas" no han leído la saga de Marguerite Duras, a la penetrante Anne Sexton, mucho menos a Elizabet Bishop por sólo citar dos o tres nombres sacudidas del olvido de quienes se dicen poetas y/o organizadoras de ferias y lecturas... Visto así Beijing fuera de sus escasas excepciones, es una utopía junto a su secuela de conferencias y acuerdos pro mujer, pro-género y hasta pro-gobiernos. Por todo lo dicho y no dicho el llamado "Mes de la Mujer" tuvo dolor y ferias del libro desenfocadas. Ese feminismo de pacotilla tiene una deuda con las tres cuarta parte de mujeres que integran los 880 millones de analfabetos del mundo. El Mes Internacional de la Mujer tuvo dolor y serias sospechas provocadas por la docena de eventos realizados supuestamente para reconocer, homenajear a la mujer... cada centro, grupo o entidad feminista, progresista o del tipo equis mostró su flaqueza. Ninguno se realizó en horarios para la mujer trabajadora, la madre que sale de su trabajo a recoger sus hijos de las escuelas, y especialmente que cada uno de estos eventos obedeció las coordenadas organizativas de grupos que simplemente se estaban homenajeando entre ellos. Se trató del mismo clan, de las progresistas, de las "poetas" xenófobas que critican a las que no tienen pajón, a las que se derrizan y un largo etcétera. Pero especialmente llamo la atención la incapacidad entre las propias "feministas" para apoyarse en conjunto para pactar así sólo sea por un día, por un mes. Ninguna estuvo en los eventos de la otra. ¡¡¡Ofrézcome!!!

Mas a favor de estos pasamanos feministas hay que decir que la involución no es sólo privilegio de éstas y las enganchadas a poetas, a actrices, sino que también abarca la plástica, la organización de eventos culturales —salvadas ciertas distancias—, los editores de medios, los declamadores que se autotitulan poetas.

La involución es total basta con observar la cantidad de poetas dominicanos que tiene el Alto Manhattan, parecería que no existe otro modo de conseguir protagonismos en esa tierra de nadie que es Washington Heigths, todos y todas son poetas, periodistas y pintores, escritores. Hay que tener tupé para soportar que una persona que a lo sumo sólo ha sido reseñista de las voces de la emigración, recopiladora de voces sin representatividad se presente como escritora... Causa horror, leer las biografías de algunas(os) pintoras(es) cuyo curriculum no pasa de un cursito de diseño y publicidad. La redondez deformada de sus bodegones inexpertos, la debilidad de ciertos trazos que aparecen como obras maestras de pintores sin obra, fotógrafos, y hasta grabadistas con talento insisten en el embarre del lienzo sin que nadie, ningún crítico responsable se lo diga. La realidad es que los críticos son un producto escaso en el Alto Manhattan.

Da pena ver a personas sin trayectoria leer y presentarse junto a figuras relevantes y con obras en el marco de la literatura dominicana y latina en EE.UU., sin respeto alguno por la jerarquía que sugiere el tiempo en el ejercicio del trabajo creativo. Y todo hay que calárselo en nombre del feminismo, del congraciamiento con los políticos que aprueban propuestas y en nombre de un mal uso del concepto comunidad dominicana aplicado a una inexistente y subrealista "comunidad cultural". El desconcierto que también a los medios de comunicación es parte del festín. Al azar nombro a Transformación News, Voz del Pueblo, Press Evolución News, Perfil, Gasseta Hispana y El Taxista. Todos tienen que emplear bien a fondo sus recursos profesionales para competir. De positivo tienen la perseverancia y que la falta de representatividad en los medios diarios (español como en inglés) es lo que les da el poder y derecho de existir, bajo el so pretexto de llenar un vacío informativo. Debieran aprovechar ese poder pues urge hablar aquí de cantidad, más no calidad informativa. De un lado y otro, si de transnacionalidad hablamos a partir del localismo de ciertos eventos y lecturas con pinta de "ferias de libros", de una presencia falsa de unos llamados "medios alternativos", de unos pseudo poetas y artistas... Aceptemos que ... todos los caminos conducen a algún parque simbólico de Latinoamérica, donde el rito de la lucha libre, ya sea desde un Jack Veneno contra el puma (en el espectro de la lucha libre dominicana) o el Enmascarado de Plata, (en el de México y otros puntos de Latinoamérica) y, por qué no hasta del agente 007 de EE.UU., va marcando el paso, gritando a pulmón abierto el título de este artículo.

 

ACERCA DEL AUTOR

Miriam Ventura, dominicana del Bronx, Nueva York. Autora de varios poemarios: "Claves para Fantasmas", N.Y. (1999), "Trópico del otoño" (1986), República Dominicana, "Poemas de la noche" (1984) R.D. Ensayos sobre los dominicanos en los EE.UU.: "Memorias de la Transnacionalidad" (2005), NY. Es fundadora de varios grupos literarios, de cine y femeninos tanto en su país como en N.Y. En tanto que periodista ha laborado en varios medios, El Nacional RD-NY, Listín EE.UU. (desaparecido) N.Y., Hoy-Newsday, N.Y. Editora de Tora Tropical y La Mano News. Miembra del Colegio Dominicano de Periodistas, Premio Rafael Herrera de Periodismo, N.Y. Su obra literaria ha merecido el reconocimiento de Ollantay Center for the Art. Como promotora cultural ha recibido becas del Concilio de las Artes del Bronx en N.Y. Sus artículos se publican en medios impresos y en websites de la Red.