Resonancias Literarias

Menu

Ir a la version normal

Literatura

04 Agosto del 2020

Novela de John Le Carré revela quiénes ayudaron a la victoria del Brexit por Patricio Zunini

A los 88 años, el escritor británico ha gestado una ficción donde hay mucha verdad sobre la manera cómo los espías rusos y sus marionetas inglesas hicieron posible la victoria del Brexit en el referendo de junio de 2016. El artículo de Patricio Zunini reseña de una manera sencilla la novela “Un hombre decente”, publicada por la editorial española Planeta en enero de este año. En el comentario sobre la versión francesa, “Retorno de servicio”, Editorial Seuil, junio de 2020 que publicó Le Monde de París, se muestra a los personajes de John Le Carré: Nat un agente de los servicios secretos, cincuentón, de retorno de sus misiones en Europa oriental a Londres, cae en la trampa tendida por Ed para ayudar al candidato de Putin, Boris Johnson, a ganar el referendo para que Gran Bretaña salga de la Unión Europea. Irónico y desenfadado, Le Carré ajusta sus cuentas a Donald Trump y Johnson: “¿Sabes quién es Trump ? Es el limpiador del cagadero de Putin. Hace todo lo que el pequeño Vlad no puede hacer él mismo…” El cuasi nonagenario novelista, ex espía de su Majestad, habla de estrategia y geopolítica y cuenta la historia de un mundo desorientado, sin sueños ni horizonte.

Narrativa

04 Agosto del 2020

El hombre que se llevó la cruz por Miguel Montoya

En una época en la que parece que los temas de inspiración estuvieran agotados, el autor reinventa un antiguo relato de los Evangelios, el de la cruz. En tiempos de crisis, como en el que vivimos, el ser humano siente la necesidad de lo maravilloso que le haga olvidar las tragedias cotidianas, el desamparo y la ausencia de perspectivas. El relato cuenta la llegada muy temprano a una ciudad de un hombre misterioso, su caminata por la avenida principal y su osadía de penetrar en una iglesia y bajar sin dificultad la cruz del altar mayor. La pone sobre uno de sus hombros y recorre de nuevo la ciudad sin que las autoridades ni los habitantes se sorprendan de este hecho. Miguel Montoya narra de una manera minuciosa la búsqueda posterior del desconocido y la cruz por parte de los representantes del poder y los vecinos. Termina su relato con la descripción del cartel que apareció colgado en la puerta de la iglesia: “No encontré a Jesús las aguas estaban muy turbias”. Andrés Perales..

Narrativa

04 Agosto del 2020

Isidoro, entre el amor y el deshonor por Susana Merke

El relato tiene una prosa clara y directa. En sí, es una carta, de “alguien”, a Isidoro, traicionado por su amada. Al comienzo del texto, el lector, puede preguntarse si ese “alguien”, le recuerda, lo sucedido a Isidoro para aliviarlo o para reclamarle. Duda de poder ayudarlo, no por su incapacidad para hacerlo, sino por “la ceguera” de él. La incomprensión de Isidoro es similar a la que lo llevó a amar esa mujer bella y ambiciosa que lo traiciona. No deja claro, si sabía lo de la traición o lo intuía. Ese “alguien” dice: “mi deseo de salvarte de tan injusto castigo”. Habla de su “deseo”… ¿Es una expresión del Inconsciente? o confunde “deseo” con necesidad. En los dos párrafos que siguen, le repite que “él no pudo”, insiste en mostrarle su debilidad. Y le explica el sentido de la traición. Hasta que dice: “Al galope, marchamos. Tus lágrimas, que también son las mías, bañan mis crines…”
Hasta antes de estas frases, el lector pudo haber imaginado que Susana es la que le reprocha a Isidoro, su ceguera, su debilidad, su no darse cuenta de quién era la mujer que amaba. Parece un discurso repleto de celos. Después de esas dos frases, entra de lleno en el “pensamiento mágico”. Quien le habla a Isidoro es un caballo o una yegua. La autora reafirma el pensamiento mágico con frases como: “…la casa convertida en infierno”; “el destino te espera para cumplir lo que ya está escrito” y “¿habrás llegado al cielo…”  El equino tiene expresiones machistas y patriarcales como: “La infidelidad de una mujer no se perdona…” La autora con estos dichos recurre al pensamiento mágico. Miguel Montoya.

Narrativa

04 Agosto del 2020

Sueño de una noche de primavera por Álvaro Marín Marín

El título del relato de Álvaro Marín Marín parodia el drama de Shakespeare y quizás las puertas se abren a lo que nadie puede negar: el poder de los sueños como proyección de nuestros actos. En ellos creamos, inventamos, somos otros o lo que deseamos ser.
La lectura transforma al protagonista en una versión del siglo XXI del emblemático Alonso Quijano. ¿Y qué nos puede sorprender en la escritura de este mexicano que ha recorrido libros y más libros sin olvidar recoger merecidos títulos?
El narrador pone en boca de Gordínez la amplia biblioteca interior que ha sumado a sus días con maestros de la talla de Cervantes, Borges, Monterroso, Calderón de la Barca, entre otros, para con magistral habilidad retomar de ellos un tema esencial para el hombre desde el inicio de los tiempos: el límite, ¿si es que existe?, entre sueños y realidad.
¿Es acaso nuestro autor un Quijote de estos días? Sus conocimientos lo transformaron en Biblioteca Humana para abordar la estrecha relación entre pintor y escritor: lenguajes de colores y palabras, compromiso con la creación, juego realidad/ficción sabiendo que sólo proyectan sus sueños en imágenes y figuras con lápiz y pincel.  Y ahí, surgen las pesadillas, la imagen del doble, los sueños que revelan verdades. Y como gran Biblioteca Humana, Marín Marín nos invita a recorrer sus lecturas para encontrar la respuesta más acertada: “La vida es sueño. Y los sueños, sueños son”. Susana Merke.

Narrativa

04 Agosto del 2020

El virus de la muerte por Gustavo Gac-Artigas

Incursionar en el relato de Gustavo Gac-Artigas es enfrentarnos a los distintos semblantes de la muerte con su sed de venganza con aquellos que la ignoraron, despreciaron y olvidaron. Su poderío ineludible se infiltra en toda fortificación construida por el hombre, y el protagonista recurre a elementos de “La máscara de la muerte” de Alan Poe, para jugar con los colores y disuadirla. Así actuaba el Príncipe Próspero en su castillo, adjudicándole a cada uno una referencia para continuar en contacto con la realidad. Olvida que el virus, hijo predilecto de la muerte, acosa a la mente en el prolongado aislamiento; comienza a “estar perturbado por el mal juicio” y exasperado encuentra respuestas en el estrés, la vida, el miedo…
Una expresión punzante lo sintetiza todo: “La necesidad de abrir las puertas de la vida a la muerte”, discurso populista y oportunista pronunciado por un gobernante mediocre. El hambre es vergüenza. Comer es humano pero pedir comida es menos humano, es una mortificación.
El delirio le cuestiona si la pandemia producirá cambios en la humanidad, y la verdad asoma en el egoísmo, la soberbia, el negacionismo… El ser humano se vuelve intolerante, inhumano; la parca reina en la pandemia asolando el mundo y cumpliendo su función: sobrevivirán los fuertes, los elegidos. Las falsas promesas de saciar el hambre, procurar educación y salud, como derechos humanos, están vacías de esperanza… Susana Merke.

Poesía

04 Agosto del 2020

Poesías de la soledad y la inmigración por Lisbeth Coiman

Unos poemas no se comprenden en su totalidad, siempre reserva un vacío para el misterio. En estos poesías de Lisbeth Coiman logramos entrever una serie de elementos: soledad-trauma-inmigración-duelo-reinvento-viaje-rezo-guerra-tirano-confinamiento-inmigración-éxodo-sobrevivencia-transformación-espiritualidad-perdón-amor-país natal-diáspora-disidencia-levantamiento. Esta cadena significante invisible traza un perfil sobre la poetisa y su entorno . Se resume, a nuestro modo de ver, en una sola palabra: exilio. El exilio como condición poética de la poetisa que está lejos de su patria y de sí misma: «la inmigración me desencajó», afirma en medio del duelo que da lugar a la aflicción a causa del distanciamiento de los seres queridos y las dificultades que atraviesan. Desconocemos las razones exactas de su migración, si fue producto del desplazamiento por alguna tiranía, o si fue una emigración en busca de mejores oportunidades de vida. Las circunstancias adversas la empujan a mirar hacia adelante y a continuar reinventándose para sobrevivir. Estos poemas son su rezo, su forma de orar. Diríamos que la condición de emigrado hace hipersensible a quien la sufre y todo le recuerda a su Madre Patria. A esto se suma al amor sin reciprocidad. Mediante el dolor se entra en el corazón de las cosas. Rubén López Rodrigué.

Poesía

04 Agosto del 2020

Los poemas de Laura Santiago se nutren del recuerdo

La poesía de Laura Santiago se caracteriza por sacudir las emociones del lector, recordándonos que con los años el tiempo deja de ser inofensivo. Su último libro lo abre con una cita de García Márquez: “recordar es fácil para el que tiene memoria, olvidarse es difícil para quien tiene corazón”. A lo largo de su trayectoria como poeta, la autora bucea en esas otras realidades posibles, en esos recuerdos que se confunden con cosas que aún no han sucedido. “Os invito a adentraros en algunos de sus laberintos mentales y a esos nudos que, por distintas razones, nunca logramos desatar.” .

Poesía

04 Agosto del 2020

Verónica Vidal: poetizando en la rueda del sinsentido

En la tradición de poetas y poetisas que se la pasan decorando, escribiendo cosas en la rueda del sinsentido, quiere incluirse Verónica Vidal. ¿Por qué nuestra poetisa se pone de cara al horror del sinsentido? O quizás lo que se propone es introducir un nuevo orden de relación simbólica con el mundo, un mundo que arranca del agua ?que evoca el nacimiento? hasta llegar a la muerte con la madre Moira que corta el hilo de la vida. Esos rescoldos o resquemores simbolistas se conducen, de un modo artificial, en la vía de contener los símbolos de nuestro maravilloso mundo. Quizás el doctor Freud contemplaría allí el horror ante las vicisitudes del propio río. Borges decía que el poeta trabaja de manera permanente transmutando sus experiencias cotidianas en símbolos, hecho que se traduce en una indagación en el lenguaje. En estos poemas se actualiza un tiempo de culpas expiatorias y crucifixiones en el monte del Gólgota , en la cadena significante de símbolos que para la autora son fundamentales: el agua, la madre, el cuerpo, la piel, la tormenta, las piedras del camino… ¿Se revolcaría Freud en la tumba? No lo sabemos. Rubén López Rodrigué.

Poesía

04 Agosto del 2020

La poesía de la interioridad de Sharon Gorosito

Los poemas de Sharon Gorosito son un breve relato que, desde la interioridad de la poeta, sólo hablan de ella, no está el otro, no lo ve. Toda poesía habla de la poeta o del poeta, como todo escrito, ensayo o ficción dice del escritor lo que escribe y lo expone. En estos poemas, Sharon recorre un lugar recóndito para reconocerse y ese reconocimiento ponerlo en palabras. La poesía, en mi concepto: es un estado de la mujer y del hombre. Ese tiempo intemporal donde están a salvo, donde no tienen amenazas, cuando el dolor no puede alcanzarles. Es el concepto de la Intensidad. Hay que encontrar la poesía, y después... tal vez, tomarse el tiempo para escribirla. El asunto está en encontrar la poesía. Sharon encuentra ese estadio y lo describe. Toda poesía habla de la poeta o del poeta, pero después de haber encontrado la situación que cito, pasa a escribirlo. Después de un tiempo de mirarse en sus palabras, la poeta hablará de ella y hablará del otro en la exterioridad de la poeta. Miguel Montoya.

Poesía

04 Agosto del 2020

Habitar alas por Mauro Sebastián Martínez

“Los poetas desobedecen, como pocos, los imperiales mandatos… y por tanto, debilitan la clave más profunda de la deshumanización”. Liliana Bodoc. La poesía de Martínez desobedece los mandatos impuestos y humaniza la palabra con pasión y sentimiento.Los versos entretejen música y movimiento para generar una telaraña de imágenes que nos remiten, inevitablemente a su tierra chaqueña como protagonista. Y en ella surgen las manos que convergen, la ronda sagrada del mate, y la anciana —fiel testigo de una historia de agonías y sufrimientos.Los verdaderos protagonistas de sus poemas son esos ojos atrapando la naturaleza cuando muere al atardecer. Con su impronta innata para la escritura juega con las metáforas elevando el hechizo de la noche, con estrellas que tiemblan y la luna cómplice que todo lo ve y todo lo calla. La obsesión por el transcurso del tiempo lo persigue como poeta buscando romper barreras, amar lo simple, ser un hombre nuevo, y en la locura de los cuerdos, encontrar la salvación que lo libera. “Habitar alas” es magistral desde el título elegido, y Martínez convoca a la lectura para permanecer en ella y renacer como lectores. Susana Merke.

Poesía

04 Agosto del 2020

Soñar despierto y otros poemas de Aaron Konrat

Álvaro Mutis decía que los ríos tenían para él una fascinación absoluta, no solo como imagen de la vida del ser humano, y repite un lugar común: «nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir». Lo que no es un lugar común es la manera como el joven poeta Aaron Konrat relaciona el río con la risa, el llanto y la perdida de sueños. El río no es algo que fluye a nivel exterior, también fluye a nivel interior. El poeta que solo sabe soñar estando despierto en el otoño, al despertar siente un dolor agridulce por haber soñado por vez primera con los ojos de paloma de su amada. Son dos seres que oscilan entre el otoño y el invierno. Son los sueños, despierto o dormido, quienes actúan de alas libres para un prisionero amigo del invierno. Y el río es solo el sueño de sí mismo. La voz en el pecho plasmada en el papel. Lautremont: «La poesía no es la tempestad, como tampoco el ciclón. Es un río majestuoso y fértil». Esta poesía de Aaron Konrat parece encaminarse a ello acaso siendo un poco más ligera, menos aparatosa. Rubén López Rodrigué.

Historia y culturas

04 Agosto del 2020

J.M.G. Le Clézio: La pandemia no es el castigo, sino la respuesta de la naturaleza

Calificado por la revista parisina Lire como “el más grande escritor vivo franco hablante” y el más traducido en el mundo, J.M.G. Le Clezio, empezó su carrera literaria bajo la marca de las búsquedas formales del nouveau roman y después de haber viajado primero a Tailandia, luego a México, sucumbió a la fascinación —como Antonin Artaud en el siglo XX— de las culturas amerindias. Por su vasta obra y su amplitud intelectual, la Academia Sueca le concedió el Premio Nobel de literatura 2008, considerando para ello su condición de explorador de una humanidad más allá de la civilización posmoderna.
La BBC le hizo una entrevista a raíz del Coravid-19 que, en diciembre 2019, atacó a la especie humana. Según Le Clezio, la pandemia reveló la necesidad de comunicación entre los países. Durante varios meses el planeta entero vivió bajo el mismo ritmo, con la misma angustia y las mismas preocupaciones. Por primera vez en la historia, la salud de un continente interesó a los demás habitantes del mundo. La plaga atacaba a toda la raza humana y no a diversas razas separadas.
Su empatía por el grupo étnico de los emberás —que vivían en el tapón del Darién, entre el sur de Panamá y el noroeste de Colombia— le hizo quedarse a vivir con ellos durante tres años. Frente a la gente decepcionada por la humanidad, El escritor francés señala que muchos comprendieron que algo debía cambiar, este es un primer paso para construir un futuro mejor para las generaciones venideras.
En Oriente, alguien le dijo: “Hemos recibido la respuesta de la naturaleza frente a nuestra avidez y pensábamos controlarlo todo”. Los emberás, los huicholes y los grupos étnicos de América del Sur viven sobre el filo de un cuchillo, en una situación de constante peligro. Por eso, aceptan algunos progresos de la posmodernidad y rechazan otras. Las culturas amerindias pueden aportarnos por su modo de vida y por el respeto que profesan a la naturaleza. Pueden contribuir a que la humanidad elabore una ética hacia la naturaleza. Le Clezio nos aconseja aprender también la prudencia de las poblaciones indígenas amerindias.

Historia y culturas

04 Agosto del 2020

El universo de los números por Javier Claure

La historia de los números es tan antigua como la humanidad. Nadie sabe con exactitud cuando se empezó a utilizar cifras. El hombre primitivo atesoraba cierta intuición por los números. Sabía que tenía más dedos que manos y que poseía más dientes que ojos. Tuvo que pasar muchos siglos para que aprendiera que dos piedras, dos árboles o dos personas tienen en común el número dos. Para el desarrollo de las sociedades primitivas, era necesario encontrar un método de manera que se pudiera cuantificar el mundo que los rodeaba. Por ejemplo: cuántos miembros había en una tribu, cuántos animales tenían, de cuántas armas disponían, qué distancia había desde una choza a un lago, cuántas ovejas había que vender o comprar, etc. Así fue evolucionando el concepto de número, y los pueblos de la antigüedad independientemente fueron desarrollando sus propios sistemas de numeración. Empezaron a contar usando piedras, conchas, nudos y los dedos de la mano. Pero cada vez las cantidades eran mayores y cuando llegaban a un número determinado, hacían una marca especial para indicar una base. La base que se utilizó en distintas culturas es la base 10. Probablemente porque tenemos diez dedos en las manos. Los números son infinitos, y para representar grandes cantidades utilizamos diez dígitos: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Desde hace miles de años muchas culturas ancestrales contaban en unidades, decenas y centenas. Han existido muchas formas de expresar los números, y con el paso del tiempo se han ido modificando.

última actualización 04 Agosto del 2020

Breves

Menu

Ir a la version normal

08 Agosto del 2020

Antonio Costa Gómez publica “El misterio del cine”

Editorial Quadrivium de Gerona publica la novela del escritor afincado en Salamanca. Un empleado de Correos descubre el modo de transformar las películas en vino, al ver “Raíces profundas” con mucha intensidad sus glándulas fabrican vino que le sale por los poros.  Le cuenta ese secreto a una chica en Chicago y empiezan a seguirlo miembros de la CIA, del Mossad, del servicio secreto iraní....

16 April del 2020

El escritor Luis Sepúlveda muere de coronavirus en Oviedo (España) por Andrea Aguilar

El novelista Luis Sepúlveda falleció hoy en el Hospital Universitario Central de Asturias, después de luchar durante varias semanas contra la Covid 19, que le fue diagnosticada a finales de febrero a su regreso de un festival literario, "Corrrentes d’Escritas", celebrado en Póvoa de Varzim, en las inmediaciones de Lisboa. La noticia de su muerte fue lamentada por la comunidad literaria en ...

28 Febrero del 2020

Reconocen a Marco Martos como Personalidad Meritoria de la Cultura de Perú

Según el Ministerio de Cultura, esta distinción se le entrega por su amplia trayectoria intelectual y creadora en favor de la nación.
A través de la Resolución Ministerial N°041-2020-MC, el Ministerio de Cultura fundamentó el reconocimiento a Martos por su vasto trabajo literario que ha sido laureado por varias instituciones culturales.
Por otro lado, también se le ha entregado esta disti...

09 Febrero del 2020

Obras de Agustín Cárdenas en la Maison de l’Amérique latine de París

Cárdenas - Mi sombra después de la medianoche – exposición de obras sobre papel y esculturas.
Desde el 6 de febrero hasta el 25 de abril de 2020.
Curadora: Elena Malagodi, asistido por Atawal Cárdenas.

 

 

Desde el 6 de febrero de 2020, la Maison de l’Amérique latine dedica su espacio de exposiciones a las obras de Agustín Cárdenas , para revelar especialmente al público su obra ...

20 Enero del 2020

Escritora española Marina Jiménez Rodríguez publica poemario en Ediciones Ábrego

Los seres que no son tú por Marina Jiménez Rodríguez, Editorial: Ediciones Ábrego, 2020.

Presentación de Carmen Vargas, Escritora y Gestora Cultural:

Resulta curioso y excitante que alguien con sobrada capacidad y destreza a la hora de poner cada palabra en su sitio, para que los versos lleguen más allá de donde se les espera, llame a tu puerta y te pida por sorpresa una reseña para s...

13 Enero del 2020

Exposición de pintora peruana Olga Luna cerca de París

Exposición del 1ro de febrero hasta el 10 de mayo de 2020 en la Casa de la cultura Elsa Triolet, sita en la pequeña ciudad de Saint-Arnoult-en-Yvelines, a 14 km de París.

última actualización 04 Agosto del 2020