Miercoles 24 | Julio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.593.513 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Homenaje
9 4 2012
Kenneth White: Un mundo abierto por Alain Freixe

(Traducción del francés al español por Maguy Blancofombona)

Kenneth White es el hombre de al lado. Aquel que siempre se echa al lado. Su programa: “Desacondicionamiento, deriva, descubrimiento”. A punto de salir, siempre. En camino, siempre. “Ladrón de orillas” en donde el viento aúlla, el alcatraz se zambulle, la ola blanquea: rastreador de textos tanto de occidente como de oriente, de ayer y de hoy, más preocupado por una topografía que por una crítica literaria o filosófica. “Hombre del viento y del relámpago”, puso a prueba un nuevo espacio, pronto calificado como “geopoética”, es decir una “apreciación del paisaje”, una “nueva geografía mental”, “una teoría práctica transdisciplinaria aplicable a todos los campos de la vida y de la investigación, que tiene como meta restablecer y enriquecer la relación Hombre-Tierra”.

Es su “trabajo de punta” el que capta nuestra atención, como decía el poeta René Char. Hallamos asimismo su antología personal, editada en 2007, en la colección “Poésie/Gallimard”. Kenneth White incluyesiete de sus libros de poemas. Desde En toute candeur de 1964 hasta el Passage extérieur del 2005. Admiramos lo que representa el poema para Kenneth White, una forma, en efecto, pero también un arte de vivir que despliega una energía, un conjunto de fuerzas que atraviesa el cuerpo del poeta. Quedamos atrapados por el lenguaje depurado, una forma de estar en el mundo, que traduce una relación con la Tierra, sensible a transmitir ritmos, fuerzas, energías, flujos, intensidades. Mientras que el verso se convierte en “sensación del universo” en el que el poeta, como individuo cualquiera, desaparece en el amanecer de un nuevo día, de un mundo libre de cargas morales, de religiones, de opacidades interpretativas. Mundo blanco. Mundo devuelto a su presencia primigenia. Mundo abierto donde “la belleza está por doquier”, ella emerge incomprensible, inexplicable, surge única y desnuda — “a nosotros el aprender / a acogerla en nosotros”.