Miercoles 12 | Junio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.422.262 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Literatura
7 12 2015
Las puertas del purgatorio (novela) de Luis J. Pérez Puig

La trama se va desarrollando a caballo entre épocas pasadas de la juventud del protagonista y sus inseparables amigos, Carlota y Gustavo, y la actualidad, ofreciendo al lector las claves para la resolución final de la historia, que, aunque a priori podrían parecen controvertidas y confusas, paso a paso llegarán a esclarecer el porqué de los hechos.
Atormentados personajes, como son jóvenes enamorados, policías ejemplares y entrañables ancianos en busca de una felicidad que hace años que no experimentan, en esta historia se dan cita un buen elenco de protagonistas variados, viniendo a conformar una trama, mezcla de novela romántica y serie negra e intriga, es decir, un drama continuado en el cual el lector irá formándose su propio criterio al respecto, a pesar de que el desenlace resulta francamente inesperado.
A través de puntuales flashbacks, Diego comienza a recordar ciertos pasajes de su vida que creía ya olvidados, hechos agradables y otros no tanto, los cuales pasan a cobrar cierta fuerza al visualizarlos con una mayor claridad, siempre gracias a la "desinteresada" ayuda de ese desconocido a quien no logra hallar en su memoria; probablemente, precisamente sea el misterioso personaje la pieza que Diego necesitaba para poner en marcha el engranaje de su complicado cerebro y de ese modo poder airear todos los fantasmas del pasado que durante tanto tiempo han estado atormentándole, amargando su existencia sensiblemente e impidiéndole vivir en paz con los demás y consigo mismo.
Por medio de un diálogo parco en palabras, aunque no por ello insustancial, Diego logra un hecho singular que en cierto momento quedó grabado a fuego en su mente y marcaría el resto de sus días, su estado de ánimo sufre una serie de cambios repentinos que influirán notoriamente en la percepción que el lector había venido experimentando durante el desarrollo de la trama, que le harán plantearse ciertas dudas y muchas preguntas acerca de la personalidad del protagonista, una personalidad ambigua y hermética al tiempo que forma cierta amalgama de sentimientos encontrados que ha logrado pasar desapercibida ante sus convecinos durante mucho tiempo, pero que ahora mismo Diego se propone descubrir abierta y públicamente, con el simple objeto de desprenderse y zafarse de una vez por todas de esa pesada losa que oprime su corazón y su mente a partes iguales.
Resulta esencial en la composición de este curioso puzle la intervención de Gustavo, otrora amigo inseparable y confidente de Diego, y, por supuesto, Carlota, quizá la clave principal para entender esta historia; ella es quien, de algún modo, guiará al lector en la comprensión de por qué ciertas actitudes y modos de obrar en los personajes. Ambos co-protagonistas son los que, en cierto modo, podría decirse que han "forjado" buena parte del carácter de Diego, influyendo sensiblemente en los acontecimientos que se van sucediendo a lo largo de la trama.
En la segunda parte del relato, aparece en escena Daniela, un novedoso personaje, en apariencia sin relevante importancia, aunque cargado igualmente de protagonismo en la historia, fuera de toda duda. La sagacidad y el ansia de Daniela por conocer ciertos retazos inconclusos de un pasado incierto, la empujarán a investigar toda suerte de pistas escogidas al azar por su caprichosa memoria y a penetrar de lleno en lo desconocido e infrahumano en busca de unas raíces ocultas e imprecisas. Daniela lucha a diario con una existencia complicada a la cual las circunstancias la han obligado a enfrentarse a solas hasta conocer a Miguel, su novio, un firme apoyo en su vida y en su corazón, sobre quien la joven vuelca sus inquietudes y de quien recibe comprensión y ayuda sin trabas.
"Las puertas del purgatorio" pretende contar una historia singular y apasionante a la vez, capaz de transportar al lector hasta la profundidad de los abismos infernales que se dan en la personalidad de ciertos seres complejos que habitan entre el resto de la humanidad. Este libro no persigue ser un tratado de Psicología, sino intentar dar a entender el por qué de algunos hechos y obras terribles que cualquier persona, en apariencia equilibrada y normal, puede llegar a cometer, o al menos plantearse, cuando se sabe inmersa en una cierta encrucijada adversa que atañe a sus sentimientos más profundos, una encrucijada que la persona en cuestión no acierta a comprender por qué se ha cebado con ella, al creerse infalible y único y que, a pesar de poseer cierta clarividencia a la hora de proceder y un aplomo fuera de toda duda, acaba cediendo ante los desaires del destino y poniendo en tela de juicio una moralidad que en principio parecía inquebrantable.
La amistad es otro de los temas fundamentales  tratados en este libro. A menudo suele creerse que las amistades contraídas en la infancia son las que prevalecen en el tiempo, si bien en la mayoría de los casos no se tienen en cuenta factores tan importantes como los celos o el amor compartido, hechos que cobran una importante relevancia en el desarrollo de la trama de "Las puertas del purgatorio". Quizá esta historia aúna, en esencia, la parte más oscura de la amistad que un día se convierte en enemistad y, aun a riesgo de mostrase exagerada, no es, o al menos no pretende ser, más que un fiel reflejo de aquello que podría ocurrirle a cualquier persona con cierta inestabilidad emocional, cuando se ven amenazados sus valores, sus principios y, especialmente, sus sentimientos. Nadie es capaz de adivinar cuál será la reacción de un animal malherido y ese es precisamente el mensaje que intenta dar este libro.

acerca del autor
Luis J.

Luis J. Pérez Puig, nacido en 1968 en Carcaixent, ciudad de la comarca de la Ribera Alta (Valencia). Se inicia muy pronto en la lectura con los libros de aventuras de Julio Verne y de Enyd Blyton, descubriendo todo un inmenso mundo con el que dar rienda suelta a la imaginación. Dedica la mayor parte de su tiempo libre a crear y dar forma a todas las historias que van surgiendo en su mente; a través de sus ojos y del teclado. Lo más importante, es sin duda la capacidad que tiene un libro de mostrar un mensaje al público al permitir a quien lee que recapacite sobre aquello que está asimilando por medio de las letras. La principal meta de Luís J. Pérez Puig sería llegar a todos los lectores del mundo, sin barreras de idiomas, ni de razas o culturas, ni tampoco de religiones.