Martes 30 | Mayo de 2023
Director: Héctor Loaiza
6.410.871 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
2 8 2017
Poemas de Rubén Calvo R.

        1
Como un pintor mudo
ante un paisaje del alma
más rota,
ahogan el corazón
con las manos
más sucias.
Varado en una angustia
inventada,
solitaria y egoísta
que sólo se queja
del sol que vuelve a vivir
sin remedio,
obligado y taciturno al que
engulle la oscuridad
pero no dejan que ame la noche.
La belleza se engríe
con un velo de tortura
inimaginable,
quedando todo a ras del
más mísero latido.

 

        2
No, no creas que me olvidé
de tus ojos,
ni de tu talle.
No olvidé jamás los pasos
silentes de tu sombra,
ni mi corazón destronado
de mi pecho
por apalabrar tu nombre
en las nubes.
No desdibujé tus labios rotos
que quise coser sin que
tú quisieras,
ni el roce huérfano de
las manos distantes.
No olvidé. ¿Cómo olvidar?
No creas que me olvidé
de pulir mi sin-razón
de quererte,
de anclarme en las noches
con rieles de llanto.
De preguntarle a la luna,
de maldecirla porque
ella te ve y yo no.
No, no creas que me olvidé
de tu olvido,
ni de tu calma encrespadora
de mi alma.
No.
No creas que te sigo creyendo.

 

        3
Enciende la luz lucero:
Qué pronto se ha dormido
el sol.
Cuánta prisa por visitar a
la oscuridad.
El arrullo de la acequia no
tiene consuelo.
No se abaten las palmas impregnadas
de juventud.
Las estrellas se vuelven locas buscando los
besos que les das.
Guárdate los ojos en los bolsillos y
las manos en el pecho.

 

        4
Me has cerrado tus
ojos y
se me acaba de romper
la luna en
el pecho.
No puedo descoserme la
pena. No me deja.
La noche crece y
el alma se estrecha.
La noche crece y
roba anillos de bodas muertas.
Hay un balancín quebrado
que no quiere bailar mi pena.
No puedo desvestirme la
pena. No.
¿Por qué me has cerrado tus ojos?
llora la era.
He matado a la luna.
La he matado de pena.

 

        5
Las tormentas me visitan.
¡Todo tiembla!
El escozor aletea como
libélula inquieta.
¡Las tormentas!
¡Vuelven!
¡Las tormentas!
Mi yo regresó para cobrarse
su deuda.
¡No!, ¡no puedo,
¡no me arrastres!
¡No me mires más tormenta!
Deja que me vaya al olvido
tormenta.
No ahogues mi alarido,
no me mates sin sentido
tormenta.
¡Todo tiembla!
¡Todo quiebra!
¡Sólo miedo!
¡Todo tormenta!

acerca del autor
Rubén

Rubén Calvo R., nació hace 34 años. Vive en la vega granadina (España) y trabaja en donde y cuando puede. En 2015, publicó un poemario titulado “El afilador de sueños” y en 2016, algunos de sus poemas fueron puestos en línea por revistas electrónicas de Internet.